Elaborado por Secretaria de Estado de Energía

 

Preguntas frecuentes de: Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre

 

¿Qué es el autoconsumo de energía eléctrica?

 

La Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, en su artículo 9, define el autoconsumo como “el consumo de energía eléctrica proveniente de instalaciones de generación conectadas en el interior de una red de un consumidor o a través de una línea directa de energía eléctrica asociadas a un consumidor”, distinguiendo las modalidades de autoconsumo.

Con base en lo anterior, el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo definidas en los apartados a), b) y c) del artículo 9.1 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre.

 

¿A quién resulta de aplicación el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre?

 

Lo dispuesto en el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, resulta de aplicación, según establece su artículo 2.1, “a las instalaciones conectadas en el interior de una red, aun cuando no viertan energía a las redes de transporte y distribución en ningún instante, acogidas cualquier de las modalidades de autoconsumo de energía eléctrica a), b), y c), definidas en el artículo 9 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico.”

Por otro lado, el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, no es de aplicación “a las instalaciones aisladas y los grupos de generación utilizados exclusivamente en caso de una interrupción de alimentación de energía eléctrica de la red eléctrica de acuerdo con las definiciones del artículo 100 del Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica”.

 

¿Cuáles son las modalidades de autoconsumo a las que puedo acogerme?

 

Las diferentes modalidades de autoconsumo se establecen en el artículo 4.1 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, distinguiéndose las siguientes:

 

Modalidad de autoconsumo tipo 1:

 

Corresponde a la modalidad de suministro con autoconsumo definida en al artículo 9.1.a) de la citada Ley 24/2013, de 26 de diciembre.

Cuando se trate de un consumidor en un único punto de suministro o instalación, que disponga en su red interior de una o varias instalaciones de generación de energía eléctrica destinadas al consumo propio y que no estuvieran dadas de alta en el correspondiente registro como instalación de producción. En este caso existirá un único sujeto de los previstos en el artículo 6 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, que será el sujeto consumidor.

 

Modalidad de autoconsumo tipo 2:

 

Corresponde a las modalidades de autoconsumo definidas en el artículo 9.1.b) y 9.1.c) de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre.

Cuando se trate de un consumidor de energía eléctrica en un punto de suministro o instalación, que esté asociado a una o varias instalaciones de producción debidamente inscritas en el registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica conectadas en el interior de su red o que compartan infraestructura de conexión con éste o conectados a través de una línea directa. En este caso existirán dos sujetos de los previstos en el artículo 6 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, el sujeto consumidor y el productor.”

 

¿Qué es una instalación aislada?

 

El artículo 3.1, apartado j), del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, define como instalación aislada:

“j) Instalación aislada: aquella en la que no existe en ningún momento capacidad física de conexión eléctrica con la red de transporte o distribución ni directa ni indirectamente a través de una instalación propia o ajena. Las instalaciones desconectadas de la red mediante dispositivos interruptores o equivalentes no se considerarán aisladas a los efectos de la aplicación de este real decreto.”

 

En cuanto al ámbito de aplicación del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, el artículo 2.2 exceptúa de su aplicación “ a las instalaciones aisladas y los grupos de generación utilizados exclusivamente en caso de una interrupción de alimentación de energía eléctrica de la red eléctrica de acuerdo con las definiciones del artículo 100 del Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica.”

 

¿Cuáles son los requisitos generales para acogerse a una modalidad de autoconsumo?

 

Los requisitos generales para acogerse a una modalidad de autoconsumo se establecen en el artículo 5 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, distinguiéndose los mismos en función de la modalidad de autoconsumo elegida.

Los sujetos que decidan acogerse a la modalidad de autoconsumo tipo 1 deberán cumplir los siguientes requisitos generales:

La potencia contratada del consumidor no será superior a 100 kW.

La suma de potencias instaladas de generación será igual o inferior a la potencia contratada por el consumidor.

El titular del punto de suministro será el mismo que el de todos los equipos de consumo e instalaciones de generación conectados a su red.

Las instalaciones de generación y el punto de suministro deberán cumplir los requisitos técnicos contenidos en la normativa del sector eléctrico y en la reglamentación de calidad y seguridad industrial que les resulte de aplicación.

En particular los establecidos en el Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, por el que se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia. A los efectos, exclusivos de la aplicación del citado Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, las instalaciones de generación de la modalidad de autoconsumo tipo 1 se considerarán instalaciones de producción.

 

Los sujetos que decidan acogerse a la modalidad de autoconsumo tipo 2, deberán cumplir los siguientes requisitos generales en función de sus características técnicas:

La suma de las potencias instaladas de las instalaciones de producción será igual o inferior a la potencia contratada por el consumidor.

 

En el caso de que existan varias instalaciones de producción, el titular de todas y cada una de ellas deberá ser la misma persona física o jurídica.

 

Las instalaciones de producción deberán cumplir los requisitos técnicos contenidos en la normativa del sector eléctrico y en la reglamentación de calidad y seguridad industrial que les resulte de aplicación, en particular el Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, el Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, para instalaciones de producción incluidas en su ámbito de aplicación y el Real Decreto 413/2014, de 6 de junio, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos.

Cuando las instalaciones de producción compartan infraestructuras de conexión a la red de transporte o distribución o se conecten en la red interior de un consumidor responderán solidariamente por el incumplimiento de los preceptos recogidos en este real decreto aceptando las consecuencias que la desconexión del citado punto, en aplicación de la normativa vigente, pudiera conllevar para cualquiera de las partes, entre ellas, la imposibilidad del productor de venta de energía y la percepción de la retribución que le hubiera correspondido o la imposibilidad del consumidor de adquirir energía y la percepción de la retribución que, en su caso, le corresponda. La empresa distribuidora o transportista no tendrá ninguna obligación legal sobre las instalaciones de conexión a la red que no son de su titularidad. El contrato de acceso que el consumidor, directamente o a través de la empresa comercializadora, suscriba con la empresa distribuidora, recogerá la previsión recogida en este apartado.

 

¿Cuál es el plazo de adecuación al nuevo RD 900/2015, de 9 de octubre, de las instalaciones que realicen autoconsumo de energía eléctrica a la entrada en vigor del Real Decreto?

 

Tal y como se establece en la disposición transitoria tercera.1 y .2 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, tanto los consumidores como, en su caso, los productores de energía eléctrica que a la entrada en vigor del presente real decreto estuvieran realizando alguna modalidad de autoconsumo, dispondrán de un plazo de seis meses para adaptarse al citado real decreto y comunicar, en su caso, su inscripción en el registro administrativo de autoconsumo de energía eléctrica en la modalidad que corresponda.

Sin embargo, la disposición transitoria tercera.4 establece un régimen distinto para las instalaciones de cogeneración y su consumidor asociado, señalando que “Los titulares de las instalaciones de cogeneración de energía eléctrica y su consumidor asociado que a la entrada en vigor del presente real decreto dispongan de autorización administrativa de construcción dispondrán de un plazo de nueve meses desde la entrada en vigor del presente real decreto para adecuar su configuración de medida a lo establecido en el apartado 4 o 5 de la disposición adicional primera o de cuatro meses para solicitar, en su caso, la autorización para la aplicación de configuración singular de medida indicada en el apartado 6 de dicha disposición”.

 

¿Es posible que varias instalaciones de autoconsumo independientes compartan elementos de acumulación (baterías)?

 

En relación con los elementos de acumulación y sin perjuicio de lo previsto en el Real Decreto 1053/2014, de 20 de diciembre, por el que se aprueba una nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT 52 «Instalaciones con fines especiales. Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos» del Reglamento electrotécnico para baja tensión, aprobado por Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, y se modifican otras instrucciones técnicas complementarias del mismo, hasta la aprobación de la norma de seguridad y calidad industrial que defina las condiciones técnicas y de protección de los elementos de acumulación instalados en las instalaciones acogidas a las modalidades de autoconsumo de energía eléctrica definidas en el artículo 9 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, la disposición transitoria décima del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, establece que “los elementos de acumulación se instalarán de tal forma que compartan equipo de medida y protecciones con la instalación de generación.”

Por otro lado, el artículo 4.3 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, establece que “en ningún caso un generador se podrá conectar a la red interior de varios consumidores.”

Así pues, en virtud de lo anterior, dado que los elementos de acumulación se deberán instalar de forma que compartan equipo de medida y protección con la instalación de generación y que en ningún caso un generador se podrá conectar a la red interior de varios consumidores, no es posible que varios consumidores compartan unos mismos elementos de acumulación.

 

¿Cuál es el procedimiento de conexión y acceso en las modalidades de autoconsumo?

 

El procedimiento de conexión y acceso a las redes se inicia con la solicitud de punto de acceso y conexión que, según establece el artículo 7.1 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, para las modalidades de autoconsumo “ los consumidores deberán solicitar una nueva conexión o modificar la existente a la empresa distribuidora de la zona o, en su caso, transportista aun cuando no fueran a verter energía a las redes de transporte y distribución en ningún instante procedente de la instalación de generación instalada en su red interior o con la que comparte infraestructura de conexión a la red.”

En este sentido, la disposición transitoria tercera exceptúa de realizar una nueva solicitud de conexión y acceso a las instalaciones que a la entrada en vigor del real decreto cuenten con un contrato de acceso en vigor.

En cuanto al procedimiento mismo de conexión y acceso, el artículo 7.2 establece que las instalaciones acogidas a la modalidad de autoconsumo tipo 1 les será de aplicación el establecido en el capítulo II del Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, no obstante para los consumidores “que tengan contratada una potencia inferior o igual a 10 kW que acrediten que cuentan con un dispositivo que impida el vertido instantáneo de energía a la red de distribución estarán exentos del pago de los estudios de acceso y conexión previstos en el artículo 30 del Real Decreto 1048/2013, de 27 de diciembre, por el que se establece la metodología para el cálculo de la retribución de la actividad de distribución de energía eléctrica y del pago de los derechos de acometida de generación previstos en el artículo 6 del Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre”.

Asimismo, el artículo 7.3 establece que “para las instalaciones de producción de la modalidad de autoconsumo tipo 2, el procedimiento de conexión y acceso será el regulado en el Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, para las instalaciones incluidas en su ámbito de aplicación. El resto de instalaciones de producción estarán a lo dispuesto en el Real Decreto 1955/2000 de 1 de diciembre y en su normativa de desarrollo”. 

 

¿Quiénes deben suscribir un contrato de acceso?

 

El artículo 8 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, regula los contratos de acceso en las modalidades de autoconsumo estableciendo que “Para acogerse a cualquiera de las modalidades de autoconsumo reguladas en el presente real decreto, el consumidor deberá suscribir un contrato de acceso con la empresa distribuidora directamente o a través de la empresa comercializadora, o modificar el existente, de acuerdo con la normativa de aplicación, para reflejar esta circunstancia”.

Adicionalmente a la obligación anterior y solo en la modalidad de autoconsumo tipo 2, el artículo 8.2 establece que “el titular de una instalación de producción deberá suscribir un contrato de acceso con la empresa distribuidora para sus servicios auxiliares de producción directamente o a través de la empresa comercializadora, o modificar el existente, de acuerdo con la normativa de aplicación, para reflejar esta circunstancia”.

Sin embargo, tal y como establece el párrafo tercero del artículo 8.2, aquellas instalaciones acogidas a la modalidad tipo 2, que cumplan con todos los requisitos siguientes, podrán formalizar un contrato de acceso conjunto para para los servicios auxiliares de producción y para el consumo asociado:

Que “a) Las instalaciones de producción conectadas en la red interior del consumidor estén incluidas en el ámbito de aplicación del Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre.”

Que “b) La suma de las potencias instaladas de las instalaciones de producción no sea superior a 100 kW.”

Que “c) El consumidor y los titulares de las instalaciones de producción sean la misma persona física o jurídica.”

Que “d) Dispongan de la configuración de medida establecida en el artículo 13.2.b)”.

En cuanto a las instalaciones que a la entrada en vigor del real decreto cuenten con contrato de acceso en vigor, la disposición transitoria tercera establece la obligación de adecuar sus contratos a lo previsto en los artículos 8 y 9.

 

¿Quiénes deben suscribir un contrato de suministro?

 

El artículo 10 del Decreto 900/2015, de 9 de octubre, regula los contratos de suministro en las modalidades de autoconsumo, recogiendo que:

“El consumidor acogido a una modalidad de autoconsumo y el productor, en la modalidad de autoconsumo tipo 2, para los servicios auxiliares de generación, podrán adquirir la energía bien como consumidores directos en el mercado de producción o bien a través de una empresa comercializadora. En este último caso el contrato de suministro podrá ser en mercado libre o en cualquiera de las modalidades previstas en el Real Decreto 216/2014, de 28 de marzo, por el que se establece la metodología de cálculo de los precios voluntarios para el pequeño consumidor de energía eléctrica y su régimen jurídico de contratación.”

 

¿Cuál es la permanencia mínima en la modalidad de venta para las instalaciones de cogeneración asociadas a un consumidor?

 

El artículo 8.3 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, establece que:

“El tiempo de permanencia en la modalidad de autoconsumo elegida será como mínimo de un año desde la fecha de alta o modificación del contrato o contratos de acceso de acuerdo con lo previsto en los apartados anteriores, prorrogable automáticamente”.

 

¿Se puede, en alguna de las modalidades de autoconsumo, vender la energía excedentaria?

 

El artículo 14.3 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, establece:

“Para que pueda percibirse contraprestación económica por el vertido de energía a la red, la instalación deberá estar acogida a la modalidad de autoconsumo tipo 2.

El productor acogido a la modalidad de autoconsumo tipo 2 percibirá por el vertido horario definido en el artículo 3 las contraprestaciones económicas correspondientes, de acuerdo a la normativa en vigor. En el caso de instalaciones con régimen retributivo específico, se aplicará éste, en su caso, sobre dicho vertido horario. La regulación del factor de potencia se realizará y se obtendrá haciendo uso del equipo de medida de la instalación de producción.”

 

¿Cómo se determinan los cargos y peajes a la hora de realizar autoconsumo?

 

Los artículos 16,17 y 18 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, definen los peajes de acceso a redes, los cargos asociados a los costes del sistema eléctrico y el cargo por otros servicios del sistema, así como su aplicación en función de la modalidad de autoconsumo a la que se acoja.

Con carácter general, los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución se aplican, si se dispone de los equipos necesarios, sobre la energía y potencia adquirida de la red y energía vertida a la red, los cargos asociados a los costes del sistema eléctrico sobre la totalidad de la potencia y energía consumida y el cargo por otros servicios del sistema sobre la energía autoconsumida.

No obstante lo anterior, hasta que sean aprobados los cargos asociados a los costes del sistema, en desarrollo de lo previsto en el artículo 16 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, la facturación de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución y cargos asociados a los costes del sistema, de los sujetos acogidos a cualquiera de las modalidades con autoconsumo, se realizará de acuerdo con la disposición transitoria primera del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre.

 

¿Puede haber una instalación de autoconsumo donde el titular sea una comunidad de propietarios?

 

Las comunidades de propietarios pueden formalizar contratos de acceso a las redes y de suministro para sus servicios comunes.

En ningún caso un generador se podrá conectar a la red interior de varios consumidores, por lo que, la energía generada deberá usarse exclusivamente para satisfacer los servicios comunes de dicha comunidad de propietarios.

Adicionalmente, en el caso de acogerse a la modalidad de autoconsumo tipo 1 el titular del punto de suministro será el mismo que el de todos los equipos de consumo e instalaciones de generación conectados a su red.

 

¿Cuál es la potencia máxima que se puede instalar para acogerse en régimen de autoconsumo?

 

El artículo 5.2 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, establece un límite para la potencia instalada delimitada por el requisito de que la suma de las potencias instaladas de generación no podrá ser superior a la contratada para la instalación de consumo.

Sin perjuicio de lo anterior, la disposición transitoria segunda dispone que

“ Las instalaciones de cogeneración de las categorías a) y c), y de los grupos b.6), b.7) y b.8) previstos en el artículo 2 del Real Decreto 413/2014, de 6 de junio, que a la entrada en vigor de este real decreto cuenten con autorización de explotación o documento equivalente, quedan exceptuadas del requisito previsto en el apartado a) del artículo 5.2.”.

 

¿Tienen obligación las instalaciones de autoconsumo de contribuir a la financiación de los costes y servicios del sistema? 

 

En este sentido, el artículo 9.3 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, establece:

“Todos los consumidores sujetos a cualquier modalidad de autoconsumo tendrán la obligación de contribuir a los costes y servicios del sistema por la energía autoconsumida, cuando la instalación de generación o de consumo esté conectada total o parcialmente al sistema eléctrico Para ello estarán obligados a pagar los mismos peajes de acceso a las redes, cargos asociados a los costes del sistema y costes para la provisión de los servicios de respaldo del sistema que correspondan a un consumidor no sujeto a ninguna de las modalidades de autoconsumo descritas en el apartado anterior.”

En este sentido, de manera muy simplificada y sin ánimo de ser exhaustivos, los consumidores al abonar sus facturas de energía eléctrica pagan, entre otros, los siguientes conceptos :

 

La producción de la energía así como el respaldo que requiere el sistema para garantizar el balance entre generación y demanda, (los incentivos a la disponibilidad de las centrales y a la inversión, el servicio de gestión de demanda por interrumpibilidad), las inversiones y la operación y mantenimiento de las redes de transporte y distribución.

La retribución primada a las renovables, cogeneración y residuos, el extra coste de la actividad de producción en los sistemas eléctricos no peninsulares de las instalaciones con retribución adicional. 

La anualidad del déficit y sus intereses.

 

Así pues, un consumidor conectado al sistema eléctrico que haga autoconsumo, es decir, que consuma energía proveniente de instalaciones de generación conectadas en el interior de su red, en el caso de necesitar consumir energía del sistema la puede obtener como el resto de consumidores que no hacen autoconsumo, incluso con la instalación de generación fuera de servicio, gracias a la financiación de todos los costes mencionados anteriormente, beneficiándose de la disponibilidad inmediata de energía eléctrica que le brinda el conjunto del sistema eléctrico.

Por lo tanto y como es evidente, los costes del sistema deben ser financiados por todos los consumidores conectados al sistema eléctrico de forma solidaria.

De acuerdo con lo anterior, resulta obvio que cuando la instalación de un consumidor está aislada, es decir, sin ninguna capacidad física de conexión eléctrica con la red de transporte o distribución ni directa ni indirectamente a través de una instalación propia o ajena, no se beneficia de la disponibilidad inmediata de energía eléctrica que le proporciona el conjunto del sistema eléctrico y, por lo tanto, no se le puede exigir participar en la financiación de dicho sistema eléctrico.

¿Qué instalaciones están exentas transitoriamente de los cargos asociados a los costes del sistema y/o del cargo por otros servicios del sistema?

 

Según la disposición transitoria primera del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, “los consumidores acogidos a la modalidad de autoconsumo tipo 1 conectados en baja tensión cuya potencia contratada sea inferior o igual a 10 kW estarán exentos del pago del cargo transitorio por energía autoconsumida previsto en este apartado.”

Por otro lado, la disposición transitoria cuarta del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, establece que “En virtud de lo establecido en la disposición transitoria novena de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre”

 

Las instalaciones de producción de energía eléctrica con cogeneración que a la entrada en vigor de la citada ley se encontraran inscritas con carácter definitivo en el Registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo cumpliendo los requisitos de rendimiento recogidos en el Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica y se mantengan en el cumplimiento de los mismos, quedarán exentas por la energía autoconsumida del pago de los cargos asociados a los costes del sistema eléctrico y del cargo por otros servicios del sistema hasta el 31 de diciembre de 2019, y en particular del pago de los cargos asociados a los costes del sistema y el cargo por otros servicios del sistema previstos en la disposición transitoria primera.3 de este real decreto.

 

Los consumidores de energía eléctrica, que a la entrada en vigor de la citada ley hubieran sido objeto de la autorización a que hacía referencia la disposición adicional duodécima del Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, con anterioridad al 1 de junio de 2013, quedarán exentas de la obligación de pagar por la energía eléctrica excedentaria el cargo variable establecido en el apartado 5.b) de la disposición transitoria primera de acuerdo con lo establecido en la disposición adicional segunda de este real decreto, hasta el 31 de diciembre de 2019.